“Desde Casa Puedes”; el proyecto solidario que triunfa en Benalup-Casas Viejas

Alfonso Moya Muñoz regenta el Bar La Piscina desde hace 2 años, aunque ya trabajaba como empleado en ese mismo local desde hace 4. Hace algunas semanas hizo un vídeo que se hizo viral y arrasó en las redes sociales, tanto fue la popularidad que hasta Canal Sur vino a visitarle. Eso solo fue el principio, porque desde que empezó la pandemia, Alfonso y su equipo no ha parado de promover acciones para ayudar a los ciudadanos de su pueblo.

Entregando menús a una familia

Hace unos días puso en marcha el proyecto “Desde Casa Puedes” que se basa en utilizar este medio para varios fines. El primero ayudar a quienes más lo necesitan, el segundo continuar la cadena de solidaridad entre clientes, empresas y en el que su bar, La Piscina, hace de punto de unión entre ambas partes y tercero y no menos importante, reinventarse para seguir luchando por su negocio en estos tiempos tan difíciles para la hostelería.

A la pregunta de ¿cómo nació el proyecto?, Alfonso nos contesta:

El nacimiento del proyecto fue hace tiempo atrás, de forma silenciosa, y sin nombre, colaborábamos con familias, aportándoles nuestro granito de arena. Funcionaba porque muchas personas de forma particular y con sus negocios estaban colaborando de diferentes maneras en el proyecto. Es una ayuda invisible. Los negocios ayudan a sus clientes, a esas mismas personas que día a día dejan su dinero en su comercio, y al mismo tiempo, las familias reciben un menú que probablemente haya pagado ese negocio donde ella va a comprar cada día, de esta forma se produce una ayuda invisible para ambos, aunque ambos salen beneficiados. Es una cadena que no debe romperse. Una ayuda invisible.

Entregando menús a una familia

Y ¿cómo funciona?

Las personas deben pedir ser añadidos a un grupo de Whatsapp en el número (653229130), una vez añadidos al grupo, recibirán, cada mañana, un menú del día, por un simbólico precio de 5 euros. Ese menú puede pedirse hasta las 13:30 horas y puede ser para uno mismo o bien también puedes pedir un menú para alguien que lo necesite, así estarías contribuyendo a una cadena solidaria en estos tiempos tan complicados. El Bar La Piscina se convierte así en nexo entre las personas. Por supuesto el proyecto está abierto a todo el mundo que desee un menú en casa a un módico precio, con ello se puede evitar salir de casa y contribuir de esta forma a que el negocio de Alfonso continúe dando servicio y no tener que cerrar las puertas definitivamente. Por ejemplo, si hay personas confinadas que no puedan salir y no puedan ir a comprar alimentos, es una buena opción disfrutar de un menú del Bar La Piscina. Además, no hay problema por cambio de platos si hay alguien alérgico o que tenga intolerancia a algún ingrediente, solo debe decirlo a la hora de reservar su menú.

Como agradecimiento, el Bar La Piscina ofrece a todos los negocios colaboradores dar publicidad en todas sus redes sociales y vía Whatsapp.

El proyecto ha tenido muy buena acogida y se están repartiendo muchos menús, ahora más que nunca es una buena oportunidad de apoyar la hostelería local y con grandes ideas como las de Alfonso y un poquito de solidaridad de cada uno de los ciudadanos, saldremos adelante.

No olvides visitar su página de FaceBook para obtener más información, ver más fotos y conocer más detalles de este proyecto solidario. Basta con hacer clic sobre la imagen.

Publicado en Al día y etiquetado , , .

Deja una respuesta