Opinión | A toda costa

“Mejor cancelar hoy y celebrar la vida mañana que celebrar hoy y estar de luto mañana”

Tedros Adhanom Ghebreyesus | Director General de la OMS

A veces tengo la sensación de que vivo en un mundo paralelo, la Organización Mundial de la Salud llama la atención de los gobiernos en particular y de los ciudadanos en general y aquí paz y después gloria. Los contagios se han cuadruplicado o más en las últimas semanas, la variante Ómicron se propaga como un incendio en pleno verano y nuestros gobernantes locales (porque me centro donde vivo) miran hacia otro lado, haciendo caso omiso de las recomendaciones de la autoridades sanitarias y manteniendo la programación navideña como si nada pasase.

Seguramente muchos de vosotros ya os estaréis preguntando quién demonios es este/esta para decirnos a nosotros lo que tenemos que hacer. Me hubiese encantado dar mi nombre, mis apellidos y si hace falta hasta mi carnet de identidad, pero lamentablemente sabéis, al igual que yo, que hubiese sido lapidada por las voces más ignorantes del pueblo, así que me acojo a mi anonimato para gritar al cielo, y aprovecho la ocasión para agradecer a este espacio libertario, por haberme proporcionado ese espacio que todos, de vez en cuando, necesitamos para desahogarnos.

Solo algunos datos, el día 1 de diciembre, había tres contagiados y una incidencia acumulada de 42,9. Ayer día 21 de diciembre, había 17 contagios y una incidencia acumulada de 243,3. ¿A qué está esperando el equipo de gobierno para tomar medidas severas? Se trata de poner medidas preventivas, es decir, legislar antes de que ocurran las cosas, para tratar, en la medida de lo posible, evitarlas. De nada vale que esperemos una incidencia por encima de 500 para entonces, cancelar eventos. A esto le llamo yo irresponsabilidad, solo José Martínez Gracia, médico y persona muy popular en el pueblo, pone un poco de cordura en esta vorágine, lástima que ya no pertenezca al equipo de gobierno.

Señor alcalde, deje de mirar hacia otro lado, sea valiente y cancele los eventos multitudinarios navideños. No trate de celebrar la Navidad “a toda costa”. El colegio Tajo de las Figuras ya ha dado un paso hacia delante, ha abortado todo tipo de celebración en los dos días que le quedan, decisión valiente. Tome ejemplo. Mañana puede ser tarde.

Publicado en Opinión y etiquetado , , , .

Deja una respuesta