Las mujeres de Benalup-Casas Viejas protagonistas de la XXIV Exposición del IES Casas Viejas

El Aula Permanente de Historia ‘Salustiano Gutiérrez Baena’ ha acogido la inauguración de la XXIV Exposición del Departamento de Geografía e Historia del IES Casas Viejas, titulada este año ‘Mujeres en la historia de Benalup-Casas Viejas’.

Como todos los años, el Departamento de Geografía e Historia del IES Casas Viejas ha organizado su exposición y este año las verdaderas protagonistas son las mujeres de Benalup-Casas Viejas, aunque es extensible a todas las mujeres porque la historia de las mujeres de Benalup no dista mucho de la realidad que han vivido miles de mujeres a lo largo y ancho de nuestro país.

“La idea es que el alumnado vea su trabajo reflejado y que todos los visitantes de la exposición puedan conocer otra parte de la historia de nuestro pueblo a través de los ojos de sus protagonistas”. Aunque le hemos dotado de unas pautas para su elaboración, se trata de un trabajo hecho exclusivamente por el alumnado del instituto”. Tras los códigos QR hay material de gran calidad que merece la pena ser disfrutado; entrevistas, vídeos, imágenes, etc.

Juan Pedro Aguilera | Profesor de Historia del IES Casas Viejas

La exposición está compuesta por más de 30 infografías desarrolladas por el alumnado del centro, una colección de libros sobre el papel de la mujer en la historia y un mural fotográfico de ayer y hoy. La temática de la exposición alberga los cambios sociales, educación, tradiciones, oficios y empleos, perfiles de mujeres, entre otros temas, que se pueden consultar en las propias infografías y mediante los recursos que se incluyen a través de los códigos QR.

La muestra se puede visitar en el Aula Permanente de Historia ‘Salustiano Gutiérrez Baena’ en los siguientes horarios: viernes 13 de mayo de 18:00 a 21:00 horas; sábado 14 de mayo de 10:00 a 14:00 horas; jueves 19 de mayo de 18:00 a 21:00 horas; viernes 20 de mayo de 18:00 a 21:00 horas y sábado 21 de mayo de 10:00 a 14:00 horas.

En el acto inaugural han estado presentes el alcalde Antonio Cepero, la presidenta de la Mancomunidad de la Janda, María de los Santos Sevillano, el director del IES Casas Viejas, Antonio Verdú, la delegada municipal de Educación, Raquel Gardón, así como profesores y miembros de la comunidad educativa del centro y representantes del CEP de Jerez.

La cantante benalupense Manola entrevistada por Manuel Lombo

La cantante benalupense ha sido entrevistada en el programa de Canal Sur, Música para mis oídos, que dirige el también cantante Manuel Lombo.

El cantante Manuel Lombo ha hecho una breve entrevista a la cantante y compositora benalupense Manola, una de las sensaciones de la nueva música española. Tras ese nombre artístico se encuentra Teresa Ríos Moguer, una de las mejores voces que nuestro pueblo ha dado. Ahora se le considera una diva del ‘neosoul’.

Interpreta en vivo para “Música para mis oídos” el tema ‘¿Por qué? Dímelo’, en el Palacio de los Enríquez de Ribera de Bornos, Cádiz.

Además, en una entrevista nos confiesa que desde pequeña ha tenido la necesidad de comunicar, y desde hace unos años lo hace en forma de melodías, ritmos y voces. Tras unas grandes gafas y un nuevo ‘look’, ha dejado atrás sus inseguridades. Además, nos cuenta por qué su nombre artístico es Manola y nos descubre una de sus cantantes referentes. Todos los detalles, en el siguiente video.

Toca en la imagen para ver la entrevista

Vuelve la Semana Santa a Benalup-Casas Viejas

Tras dos años sin celebrarse, marcada por la evolución de la pandemia, este año, sí, parece que hay un respiro y la Semana Santa benalupense vuelve con más fuerza si cabe.

Del 10 al 17 de abril, si el clima lo permite, se volverá a ver al Nazareno y a la Virgen de los Dolores por las calles de Benalup-Casas Viejas. Pero la Semana Santa está formada por más actos y eventos que os detallamos a continuación.

Triduo

Días 6, 7 y 8 de abril a partir de las 20.00 horas.

Predica: Rvdo. D. Didier Octavio Jiménez Puerta.

Viernes de Dolores

Besamano a la Virgen.

Pregón a cargo de: D. Manuel Jesús Peralta Montes de Oca

Domingo de ramos (10 de abril)

Bendición de palmas y olivos (10:45h.) en la Plaza del Pijo.

Misa (11:00h.)

Procesión de la Borriquita (aprox. 11:40h.)

Lunes Santo (11 de abril)

Acto penitencial, sacramento de la confesión (19:00h.)

Martes Santo (12 de abril)

Misa y unción de los enfermos en el geriátrico (12:00h.)

Miércoles Santo (13 de abril)

Misa Crismal en la Catedral de Cádiz (12:00h.)

Misa (20.00h.)

Jueves Santo (14 de abril)

Oficio de la Cena del Señor; lavatorio de los pies (17:00h.)

Hora Santa Comunitaria (18:00h.)

Procesión del Nazareno y la Virgen de los Dolores (22:00h.) – Itinerario: Alameda, Calle Independencia, Calle Dr.Rafael Bernal, Calle Cuartel, Calle San Juan, Alameda y Parroquia.

Viernes Santo (15 de abril)

Rezo de Laudes en la Parroquia (10:00h.)

Oficios del Viernes Santo (17:00h.)

Vía Crucis Parroquial con el Cristo del Perdón (21:00h.)

Sábado Santo (16 de abril)

Rezos de Laudes en la Parroquia (10:00h.)

Solemne Vigilia Pascual (23:00h.)

Domingo de Resurrección (17 de abril)

Misa de resurrección del Señor (12:30h.)

Benalup-Casas Viejas da la bienvenida a la primavera

Atrás quedó la popular y discutida Fiesta de la Independencia, a su vez, la primavera se abre paso y con ella nuevos eventos, nuevas iniciativas culturales y solidarias. Esta semana, Benalup-Casas Viejas da la bienvenida a la primavera de una forma muy especial, pasen y vean:

Comenzamos con el viernes 25 de marzo, a partir de las 19:00 horas, en el Centro Cultural Jerome Mintz (casa de la cultura) se podrá disfrutar de una charla-coloquio sobre uno de los temas más opacos de la escena educativa, el “bullying” o acoso escolar. En ella participarán la psicóloga Maribel García que nos hablará sobre el ciber acoso en el ámbito escolar, también contaremos con la presencia de Antonio Verdú, director del I.E.S.Casas Viejas que hablará sobre el protocolo a seguir en caso de encontrarse un caso de acoso escolar. En ese mismo acto se presentará el cortometraje del director Miguel Ángel Moreno, titulado “Dayma” que versa sobre este mismo tema y el cantante local Álvaro Ban cantará una canción expresamente escrita para la ocasión. Creo que merece la pena la asistencia de padres, madres, alumn@s de todos los ciclos y los docentes que lo deseen.

El mismo viernes, a partir de las 21:30 horas en la caseta municipal (junto al campo de fútbol) se podrá disfrutar de un gran musical de los 80 y 90. El musical de los años 80 y 90 reúne las mejores canciones de las dos décadas (Danza Invisible, Celtas Cortos, Seguridad Social, Tequila, Alaska, entre otras). Se trata de una divertida comedia que ha sorprendido en su estreno el pasado verano en la Gran Vía de Madrid. Casi dos horas de musical donde no podrás parar de cantar y bailar con los mejores temas del pop español y de la música internacional.

Se trata de un evento solidario, en el que habrá una barra para tomarse un refrigerio durante el espectáculo, que ayudará a la asociación AFA “Nuestro Ayer” a recaudar fondos para la bonita y difícil labor que llevan a cabo en nuestra localidad. Podéis adquirir vuestra entrada pulsando en el botón comprar que aparece a continuación.

También se pueden adquirir las entradas en la sede de AFA ‘Nuestro Ayer’, el estanco de Miguel Román, Papelería May y contactando con miembros de la asociación ABEFI (646086649).

El sábado 26 comenzamos la jornada con fútbol, concretamente con el equipo de fútbol sala que se está jugando el poder o no ascender de categoría y este sábado tiene por delante un partido que puede ser decisivo. El partido tendrá lugar en el pabellón “28 de febrero” y el C.D.Benalup FS jugará contra el C.D.Águila de Pedrera, a partir de las 18:00 horas.

El mismo sábado, en la caseta municipal, a partir de las 19:30 horas, tenemos otro de los grandes musicales, de Simba a Kiara. De Simba a Kiara es el mejor tributo del Rey León. El musical ha recorrido en sus dos primeros años más de 250 ciudades de la geografía española, superando los 200.000 espectadores y consiguiendo el reconocimiento del público y la crítica. El espectáculo transforma la historia del Rey León en una comedia interactiva y divertida. Incluye todas las canciones de la película El Rey León, y por primera vez en España, las de El Rey León 2.  

En esta ocasión también se trata de una musical solidario. Parte de su recaudación irá destinada a la asociación ABEFI de nuestro municipio. Para adquirir las entradas, podéis pulsar sobre el botón comprar que aparece a continuación.

Y al igual que en el otro musical, también se pueden adquirir las entradas en la sede de AFA ‘Nuestro Ayer’, el estanco de Miguel Román, Papelería May y contactando con miembros de la asociación ABEFI (646086649).

Este mismo sábado, ya bien entrada la noche, puedes acercarte al Hotel Utopía, no sólo porque es un lugar sensacional para cenar o tomarte una copa con tus amigos o tu pareja, sino que además cuenta con la actuación en vivo del grupo Los Katrina, eso será a partir de las 23.00 horas.

El domingo seguimos con las actividades solidarias y en esta ocasión también deportivas. La cita será en el recinto ferial, con carreras para todas las edades y una marcha solidaria en beneficio de la asociación AFA “Nuestro Ayer” y con la colaboración especial de El Cortijo Bio que como cada año colabora desinteresadamente en este evento.

No será que no tenemos para pasar un fin de semana divertido y con actividades para todos los gustos. Que lo disfruten.

Semana cultural de la Independencia de Benalup-Casas Viejas

Tras dos años de espera, Benalup-Casas Viejas vuelve a celebrar su independencia de la vecina Medina Sidonia. Dos años que, para la gran mayoría de los habitantes de este acogedor pueblo de la Comarca de la Janda, han sido eternos.

La Fiesta por la Independencia de Benalup-Casas Viejas era, probablemente, la más reconocida por los vecinos del resto de la provincia e incluso del resto de Andalucía, cuando se hablaba de Benalup-Casas Viejas, aunque desgraciadamente, no se trataba del mejor escaparate para vender nuestro pueblo. Mucho se ha hablado, sobretodo en redes sociales, de los beneficios y los agravantes que esta fiesta suponía para nuestro pueblo. Que si toros sí, que si toros no, que si botellona sí, que si botellona no, que si música sí, que si música sí (pero más bajita, por favor), y un largo etcétera que no voy a detallar en este artículo.

Lejos queda el espíritu festivo y familiar de esta fiesta, lejos queda la esencia y la razón por la que esta fiesta ya no es lo que era y con la llegada de la pandemia se ha generado otra alternativa, seguramente, no al gusto de todos, pero es la que hay y con ella tendremos que comulgar.

Tampoco voy a juzgar la programación que ha publicado el Ayuntamiento de nuestro pueblo, es la que es y no hay más, por ello voy a centrarme en lo verdaderamente reseñable y que puede alcanzar a un público mayoritario (por tanto, voy a obviar los mini-actos que se van a llevar a cabo en cada colegio del municipio).

Comenzaré por el martes 15 de marzo. Este día, el Centro de Interpretación “Cádiz Prehistórico” y el Espacio Conmemorativo Casas Viejas 1933 tendrán unas jornadas de puertas abiertas. Podrán visitarse de 10:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 18:00 horas. Creo que es una buena oportunidad para acercarnos a la historia de nuestro pueblo. Me gustaría saber cuántas personas de nuestra localidad ha visitado cualquiera de estos dos espacios, que es de lo más interesante que tenemos en nuestra localidad. Además podéis invitar a vuestros amigos y familiares que no sean de Benalup-Casas Viejas, porque ambas visitas, merecen la pena.

Este mismo día, también se celebra un recital de poesía en la biblioteca. Buen momento para acercarnos a la literatura de la mano de algunas escritoras y escritores locales como Isabel Mateos García, María José Tirado, Celia Sánchez, Manuel Jesús Casas, Inés María Caballero, José Manuel Jaén, María Mateos, Sergio Castellet, Eulogia Bancalero, Juana Romero y un servidor. Además, las lecturas estarán acompañadas por la mágica música de Jesús Vela (Tato). A partir de las 17:00 horas en la biblioteca, ubicada en el Centro Cultural Jerome Mintz.

Y para cerrar este martes cultural, podéis ir al Teatro Municipal con vuestros hij@s y disfrutar de una obra teatral muy familiar, “El emocinómetro del inspector Drilo”, interpretado por la compañía Acuario Teatro.

El miércoles 16 de marzo tenéis una nueva oportunidad para visitar el Centro de Interpretación “Cádiz Prehistórico” y el Espacio Conmemorativo Casas Viejas 1933, pues habrá de nuevo jornadas de puertas abiertas en el mismo horario que el martes, es decir, de 10:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 18:00 horas.

Este mismo día se inaugurará la Exposición Callejera de Fotos “Cádiz quiere verte” que estará activa hasta finales de este mes y se puede ver en la Plaza del Teatro. Esta exposición, forma parte de las acciones que el Patronato Provincial de Turismo de la Diputación de Cádiz pone en marcha para incentivar que los gaditanos conozcan su provincia y contribuyan a dinamizar la economía.

Lo más destacable del jueves 17 de marzo es el musical que tendrá lugar en el Teatro Municipal a partir de las 20:00 horas. “I’m still standing” que es el canto contra el bullying del I.E.S. Manuel de Falla de Puerto Real. Alumnos y profesores se unen en un espectáculo musical, que narra una historia de superación, en un viaje por las canciones de Elton John.

Del viernes 18 de marzo quiero destacar la suelta infantil de toros y dos conciertos. El primero de ellos del grupo local Los Intocables que tocarán en la Plaza del Pijo a partir de las 21:30 horas, y la Yohan Band que tocará a partir de las 23.00 horas en la confluencia de las calles San Juan e Independencia (junto al Pub el Tato). Yohan es un cantante y guitarrista de origen brasileña afincado en Cádiz a mas de 10 años. Con mas de 15 años de carrera musical Yohan dueño de una voz inconfundible y muy personal que no deja a nadie indiferente, es capaz de cantar del funk al rock pasando por todas las paginas del pop, dueño de un directo contundente que no deja a nadie parado excitando todos los sentidos de sus espectadores.

El sábado 19 destaco la batucada Santuka dos Mares que amenizará el centro del pueblo a partir de las 15.00 horas y los otros dos conciertos que amenizarán la noche. El primero de ellos a cargo de otro grupo local, Los Perseguíos que actuarán frente al Pub el Tato y más tarde, a eso de las 23:00 horas, el grupo Super agente 86 que nos traerán los años 80 a nuestra memoria.

Y tras la resaca, toca levantarse con ánimo porque el domingo 20 viene bastante cargado de actos. El primero de ellos será la Diana Floreada a cargo de la Banda de Música de Benalup-Casas Viejas, eso será a partir de las 09.00 de la mañana.

Pero el acto central de este domingo, será la concesión de la Medalla Honorífica de Benalup-Casas Viejas a D.Pedro Mateos Mateos y la entrega de distinciones del Día de la Independencia, que este año han recaído en:

  • Cultura y artes: D.Francisco José Rodríguez Macías (impulsor y actual director de la Banda de Música de Benalup-Casas Viejas).
  • Deporte y Salud: D.Manuel Jesús Sánchez Cortabarra (atleta local).
  • Solidaridad y Voluntariado: Asociación al Pueblo Saharaui “Hurría”.
  • Emprendimiento: D.Gregorio Ruiz Cabeza.
  • Promoción del municipio: Radio Benalup.
  • Trayectoria Vital: Dña.Laura Arias Luque.

Todo ello tendrá lugar en el Teatro Municipal a partir de las 11.30 de la mañana.

En la Alameda, a partir de las 14:30 horas habrá degustación de cerveza y de una comida popular. Y tras comer, disfrutar de la buena música que el grupo La Tarambana traerá a la Plaza del Pijo a partir de las 16.00 horas. El grupo jerezano LA TARAMBANA es el proyecto en solitario de Daniel Quiñones ‘Bigfut’, reconocido  bajista de Los Delinqüentes y Smiling Bulldogs, y un músico consolidado de la escena gaditana. Con  LA TARAMBANA ha dado un salto al vacío para agarrar la guitarra y el micro, acompañado de Ernesto Marín, Fran Santamaría, José Amosa y Fernando Holgado, formando un quinteto demoledor. Juntos facturan un rock latino que recuerda a Los Rodríguez y Jarabe de Palo con esteroides, y una pizquita de Bob Marley.

Finalmente y para cerrar los actos de esta XXXI Fiesta de la Independencia, toca disfrutar de ritmos latinos con el grupo TresDSon que actuará frente al Pub El Tato a partir de las 19.00 horas.

El Carnaval se abre paso en Benalup-Casas Viejas a partir de este sábado

Como todo el mundo sabe, el carnaval “oficial” de Benalup-Casas Viejas se aplazó al mes de abril debido al alto número de contagios que había en nuestra localidad cuando se tomó dicha decisión. Pero el carnaval es descaro, es pillería, es dejar la vergüenza a un lado, es alboroto, y así lo ha entendido la mitad de quienes sienten esta fiesta en febrero, como marca la tradición.

De este modo, Una chirigota de bandera, la chirigota del tirilla y compañía, popularmente conocida como Los Wakanakis, darán el pistoletazo de salida al carnaval “ilegal” o “callejero” que sí o sí, se abre paso en febrero. Y además lo hacen por una buena causa. Así que este sábado 26 de febrero, a partir de las 18.00 horas, esta chirigota, acompañada por la cantante local Paola Casas, actuarán en el Café Pub Alameda Gregorio For, a beneficio de dos de las asociaciones de nuestro pueblo, Asociación contra el cáncer de mama, Mari Paz y la Asociación de familiares de enfermos de Alzheimer AFA Nuestro Ayer.

Y el domingo continúa la fiesta.

José de la Vega deslumbra y Genara Cortés gana la Gran Final de Tierra de Talento

Ayer se decidió los ganadores del talent show Tierra de Talento, emitido por Canal Sur y que anoche acogía a un cantante de nuestra tierra, el gran José de la Vega que tuvo una actuación deslumbrante, aunque el premio final, fue para la malagueña Genera Cortés que fue proclamada ganadora de la quinta edición del programa.

José de la Vega defendió su actuación en la gran final con una canción del mítico grupo británico Queen, “Who wants to live forever”, con el que pronto alcanzaría las 5 estrellas.

Su actuación fue impecable, aunque no suficiente para hacerse con el premio final. No obstante, José de la Vega ha renacido gracias a Tierra de Talento y al apoyo que ha sentido desde su pueblo natal, Benalup-Casas Viejas. Definitivamente, a partir de hoy tenemos una nueva estrella que dará mucho que hablar. Puedes ver el programa completo pulsando aquí.

Relato | Comportamientos convencionales (parte 2)

Leer parte 1 antes de comenzar

Ha llenado la copa hasta arriba de vino tinto, ese tan bueno que les regaló su suegro las pasadas navidades y que Christoph insistía en reservar para alguna ocasión especial. Desde la barra de la cocina, donde está sentada en un taburete, escucha como se abre la puerta de la entrada y oye la voz de Christoph hablando y una voz dulce que le responde. Entra en la cocina con Ürsula la de los ojos verdes, aquella arquitecta tan estupenda que trabaja para él, de la que tanto admira las cúpulas bulbosas al estilo de los templos ortodoxos con las que remataba sus edificios y de la que tanto hablaba hacía un año hasta que Christina la vio en una foto de la cena de empresa en la que reía exageradamente agarrada al brazo de Christoph, y le inquirió señalando el pecho de ella, si aquellas eran las cúpulas bulbosas que tan inspiradoras le parecían. “Hola cariño. Te he puesto un Wasap para avisarte de que he invitado a Ürsula a cenar, pero no te ha llegado. Ulrich también viene de camino, su vuelo de Portugal acaba de aterrizar. Queremos celebrar que hemos ganado el concurso para construir la nueva ópera de Lisboa. Según Ulrich, la imagen de las cúpulas de Ürsula sobre mis férreos muros ha sido definitiva para que nos den el proyecto. Dicen que le aportan sensación de movimiento y una acústica extasiante”.

Christina mira la escena boquiabierta. Ni siquiera ha sido capaz de contestar como corresponde al saludo de la invitada. Christoph sirve dos copas de vino más y rellena la de su mujer mientras la mira con gesto contrariado al darse cuenta de que ha abierto la botella que les regaló su padre. Después, mientras sigue hablando con emoción de su proyecto, coge unos muslos de pollo de la nevera, algunas verduras, un bote de salsa de soja, el cuchillo grande con el que le gusta trabajar en la cocina y los sitúa sobre la encimera. Está a punto de empezar a cortar cuando recuerda que ha olvidado algo. Abre el segundo cajón bajo la vitrocerámica y saca un delantal con estampado de pata de gallo. Se lo pasa por la cabeza y le pide a su mujer que se lo ate a la espalda. Christina sigue sin palabras e inmóvil y ante su pasividad, Christoph suspira y pide a Ürsula que se lo ate ella. Christina ve como la compañera de su marido, le roza el culo desnudo al hacer el nudo. Siente con extrañeza cierto sentimiento de alivio o de menor incomodidad, al ver que ahora al menos, con el mandil, su cuerpo está tapado por delante.

Christina sigue algo abstraída durante la cena. Apenas contesta con monosílabos cuando los otros dos tratan de involucrarla en la conversación. Christoph incluso aprovecha que Ürsula va un momento al baño para preguntarle si todo va bien, que la nota ausente, pero Christina es incapaz de verbalizar el motivo de su incredulidad. En un momento determinado, suena el timbre y Christina se adelanta a su marido para abrir ella. “¡Christina! ¡Me alegro mucho de verte! ¡Supongo que ya te habrá contado Christoph!” “Ulrich, espera, tengo que decirte algo” dice ella agarrándolo por la muñeca y sosteniéndolo en el alféizar. “No sé qué le pasa a Christoph, está… no sé cómo explicarlo, será mejor que pases y lo veas tú mismo. Llevo desde ayer como si estuviera en una pesadilla de la que no puedo despertar”. Ulrich, inquieto, pasa rápidamente al comedor. No hace falta que nadie le indique el camino en esa casa donde ha pasado tantas veladas con su amigo de la universidad y ahora socio y su mujer. Christoph se levanta para abrazarlo mientras Ürsula aguarda su turno con una sonrisa, pero Ulrich frena en seco a su amigo y lo mira de arriba abajo con cara disgustada. “¿Qué te ocurre, Ulrich? ¿Acaso no estás contento?” “Claro que estoy contento, pero antes de las celebraciones quiero una explicación.” “¿Qué tengo que explicar?” “Me parece mentira que no lo sepas, Christoph. ¿Pero en qué maldito mundo vives?” “De verdad, que no te estoy siguiendo” “Ürsula, ¿tu no has notado nada?” Ürsula enrojece y mira a su plato sin querer intervenir en la discusión de sus dos jefes. “Quiero que me expliques ahora mismo por qué Christina me ha abierto la puerta desesperada. ¿Qué le has hecho, Ulrich? ¿Acaso tu éxito te ciega y no eres capaz de darte cuenta de que tu mujer está mal?” “Ulrich tranquilízate. Es cierto que lleva un poco rara desde ayer pero no le he dado la menor importancia. ¿Cariño te pasa algo?” Con una voz dubitativa y entre náuseas, responde. “Sólo estoy un poco mareada. Enseguida vuelvo”. Christina va al baño y reprime unas arcadas en la taza del váter. En lugar de vómito, son lágrimas lo que salen de su cuerpo. Lanza el vaso con los cepillos de dientes y el dentífrico contra la bañera y estalla en mil pedazos. Se mira en el espejo, se seca las lágrimas y se echa un poco de agua en la cara antes de volver al comedor.

Cuando vuelve, los tres arquitectos dejan la conversación para mirarla e interesarse por su estado. Christoph se levanta y le da un beso en la frente. “¿Todo bien?” Christina le dice que sí, pero está petrificada y no para de temblar. Se sienta en la mesa. Frente a ella, el cuerpo desnudo de Ulrich, más fofo y arrugado de lo que lo recordaba, cuando se acostó con él al poco de empezar con el que pronto sería su marido. De su pene, pequeño y flácido, apenas sobresale la punta envuelta en el prepucio por encima de un descuidado vello púbico. A su lado, mirando de soslayo, sus ojos sólo pueden enfocar las dos enormes cúpulas bulbosas terminadas en penachos rosados y puntiagudos, exactamente igual que las que ha diseñado para coronar los edificios de su marido por toda Europa, iguales a los de la maldita catedral de San Basilio que la saluda desde una de las fotos de su luna de miel en Moscú que tienen en la estantería.

La conversación discurre por unos derroteros que Christina no es capaz de precisar ya que las frases pasan delante de ella como las escenas de una mala película que no deja huella. Tras unos minutos de fingir atención, risas por una anécdota que cuenta Christoph y varios brindis por el éxito de los arquitectos que acaban con gotas de vino manchando el mantel, Christina se excusa con que está indispuesta y se levanta para ir a su habitación. Los demás muestran resistencia, se oponen jugando la carta del chantaje emocional, que hace mucho que no se ven, que le vendrá bien para relajarse, que tiene que celebrar con ellos el éxito. Incluso Ürsula, animada por el alcohol, se levanta y la abraza, presionándola con todo su cuerpo envuelto en una piel desnuda, suave y odiosamente tersa y le pide que se quede con una voz dulce que contrasta con la aspereza de su aliento. Finalmente se zafa, sube las escaleras y se mete en la cama, arropada hasta la barbilla. Abre su libro por el marcapáginas, necesita un poco de cordura para despejar sus ideas, pero no es capaz de concentrarse. Las voces y las imágenes se agolpan en su cabeza. Lo deja. No puede dormirse, así que enciende la tele de su dormitorio. Una entradilla anuncia el noticiario de las 9 de la noche. A Christina se le cae el mando de la cama que rebota contra la alfombra con un ruido sordo. El presentador de las noticias está hablando de las víctimas de un atentado en el metro de Bruselas, pero Christina no atiende a sus palabras. Lo único que puede ver es que el periodista está desnudo, igual que la corresponsal que habla desde las calles de la capital belga, delante de un cordón policial. Christina grita con todas sus fuerzas y aún no ha terminado de salir el aire de sus pulmones cuando Christoph entra corriendo en la habitación.

“Le digo doctor que me encuentro bien, estoy tranquila. He estado muy estresada últimamente y supongo que habré imaginado cosas, habré visto visiones, se me habrán mezclado los sueños con la realidad. Pero estos meses aquí recluida me han sentado bien. Estoy lista para volver a mi casa y a la universidad, para recuperar mi vida. Tengo muchas ganas de volver a ver a mi marido”. “Estoy de acuerdo con usted señorita Christiansen. Voy a darle el alta inmediatamente. Por favor, firme aquí”. Christina coge el papel que le pasa el psiquiatra y lo firma. Sonríe. No porque por fin vaya a poder salir del sanatorio, sino porque el lunar que el doctor tiene en la ingle rasurada, le recuerda al que su marido tiene en el culo

Relato | Comportamientos convencionales (parte 1)

Es domingo por la tarde en casa de los Christiansen. Christina, tras una semana sin un solo respiro, se ha tomado la tarde libre y lee entusiasmada en el sofá el libro que compró el viernes, un ensayo del que todo el mundo habla en la universidad donde da clases, sobre cómo la sociedad tiende a rechazar a las personas que no se prestan a seguir comportamientos considerados como naturales por la comunidad pero que no dejan de ser convencionales si se analizan más en detalle. Está sentada cerca de Christoph, que también lee, en su caso, la sección de actualidad del suplemento dominical.

Cuando Christina termina el capítulo en el que estaba enfrascada, que discurría sobre el debate abierto acerca de si pueden ostentar el estatus de ciudadanía las personas sin redes sociales, levanta la cabeza para observar a su marido. Sostiene el periódico hecho un cilindro entre las manos y mira pensativo el jardín, a través del ventanal que hay frente a los dos sillones grises en los que les gusta sentarse a leer, no sólo por la luz natural que entra, sino también porque es en la pared que enfrenta la ventana donde Christoph, que es arquitecto y diseñó su propia casa, colocó la biblioteca.

Christina lo mira divertida. Está ensimismado, como si estuviera mirando algo en el jardín y al mismo tiempo estuviera perdido en sus pensamientos. El único movimiento que hace es meterse la mano por el cuello de la camisa, a la que ha desabrochado un botón para rascarse el hombro. Lo deja en su mundo y empieza a leer el siguiente capítulo, aún con una sonrisa en los labios. Cuando vuelve a levantar la vista, después de veinte páginas interesantísimas, su marido ha vuelto a retomar la lectura y se le ha borrado la cara de bobalicón que tenía la última vez que lo miró. Parece totalmente normal, salvo por un detalle. Está completamente desnudo. “¿Qué haces?” Christoph la mira sin entender la pregunta, un poco molesto por la interrupción. “¿Por qué te has quitado la ropa?” Aclara ella, sorprendida por tener que matizar una cuestión que le parecía obvia. “Ah, eso. Me molestaba el roce de la camisa con la piel.” “¿También el roce de los calzoncillos?” Christoph se encoge de hombros y vuelve a la lectura del periódico. Christina intenta hacer lo mismo con su ensayo, pero se ha alterado un poco y no es capaz de concentrarse así que se marcha a la cocina a preparar la cena.

El despertador de Christoph avisa de que el fin de semana se ha acabado. Christina se queda mirando el culo atlético de Christoph con ese lunar tan característico en el glúteo derecho, cuando sale de debajo de las sábanas y se mete en la ducha. Ella se levanta y empieza a preparar el desayuno. Está muerta de hambre. Ayer finalmente no cenaron. Con la excusa de que él ya estaba desnudo, hicieron el amor en el sofá, frente al ventanal, y de ahí a la cama, donde volvieron a hacerlo una segunda vez antes de quedarse dormidos.

Christina exprime unas naranjas y espera a oír que el calentador se ha apagado para poner la cafetera y el tostador, pero con el hambre que tiene no lo espera. Coge su tostada, su zumo y su café y se va a su despacho en la buhardilla a preparar la conferencia que tiene más tarde. “¡Tienes el desayuno preparado en la cocina!” Le grita. “Gracias, cariño, enseguida bajo”.

Diez minutos después, Christina escucha sentada frente al ordenador como su marido se despide de ella desde el piso de abajo y le desea buen día. Christina lo ve irse desde la ventana, pero cuando va a volver la vista hacia la pantalla para seguir trabajando tiene que girar bruscamente el cuello de nuevo, incrédula por lo que acaba de ver. Christoph tira la bolsa de basura orgánica, la de plásticos y la de vidrio y camina con su maletín en la mano por la acera hasta la parada de autobús que hay justo enfrente de casa, donde saluda a un par de vecinos que ya esperan allí. Christina los ve atónita charlando tranquilamente durante el par de minutos que tarda en llegar el autobús del eficiente y puntual servicio de transporte público de la ciudad. Christoph paga al conductor y seguramente le pregunta por su familia. Antes de que arranque, se sienta junto a una ventana y levanta la vista hacia la buhardilla para despedirse de Christina con una mano. Con la otra, sostiene el maletín, que es lo único que lleva puesto. El lunar en la parte derecha de su culo desnudo queda aplastado contra el asiento de plástico.

Christina no ha podido concentrarse durante su conferencia. Se le ha trabado la lengua en más ocasiones de las que su pudor le permite recordar, se ha quedado en blanco, ha perdido el hilo y su jefe de departamento le ha preguntado al acabar si se encontraba bien, porque no ha mostrado su habitual frescura en esta charla. Justo cuando está optando al puesto de catedrática, con los meses de estrés y duro esfuerzo que lleva a sus espaldas, a su marido se le ocurre aquella locura.

En cuanto sale del edificio neogótico de la universidad, con sus altos muros de ladrillo rojo y sus pirindolos de hierro acabados en punta, como sus nervios, saca el móvil del bolso y llama a Christoph. “¿Dónde estás?” “En el trabajo, ¿Dónde si no?” “Te han dejado entrar” “¿Por?” “¿Pero qué mosca te ha picado esta mañana” “¿A mí? No soy yo el que parece alterado. ¿Qué tal la conferencia, por cierto?” “No quiero hablar de eso ahora, no cambies de tema” “Está bien, mira yo no tengo la culpa de que estés tan nerviosa. Será mejor que nos veamos luego en casa”. Cuando suena el tono de haber colgado, Christina tira el móvil contra el suelo y la tapa y la batería salen volando. Unos estudiantes sentados en un corro en el césped a unos pocos metros levantan la cabeza, la miran y con un gesto apático vuelven a sumergirse en sus smartphones. Christina recoge las piezas de su móvil, las echa en el bolso y para un taxi. No está de humor para volver a casa en autobús.

Continuar con la segunda parte

José de la Vega conquista Barcelona desde Tierra de talento

El cantante de Benalup-Casas Viejas actuó en la noche del sábado en el talent show Tierra de Talento, que emite la cadena autonómica Canal Sur. En esta ocasión, José de la Vega hizo un dueto con la soprano de Granada, Mariola Cantarero.

Ambos interpretaron la canción “Barcelona” que se hiciera célebre allá por el año 1992 cuando se celebraron las Olimpiadas en la ciudad española de Barcelona. Este tema, en su día, fue interpretado por Montserrat Caballé y Freddie Mercury y que en esta ocasión, José de la Vega y Mariola Cantarero la han versionado con una maestría al alcance de muy pocos. Así mismo, José de la Vega ha alcanzado la final del programa y pronto tendrá la oportunidad de brillar de nuevo.

Mariola se mostró emocionada y mucho más Pastora Vega, que desde la mesa del jurado afirmó que “es el momento más emocionante que he vivido con alguien en un escenario”.

De la Vega, gaditano de Benalup-Casas Viejas, con 49 años, es una vocación tardía. Cuando el presentador le pregunta por sus sueños al terminar la actuación, el artista se queda sin habla por las lágrimas. Un buen rato después, podrá responder, “vivir de esto”.